Omite el contenido
Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos
    Menos es más: cómo ordenar tu espacio

    Menos es más: cómo ordenar tu espacio

    Aprende enfocarte en las necesidades de los huéspedes para ordenar tu espacio.
    Por Airbnb el 10 de feb. de 2020
    Lectura de 4 min
    Actualizado el 5 de mar. de 2020

    Lo más destacado

    • Un espacio despejado es más acogedor para los huéspedes y te facilitará la limpieza entre estancias.

      • Los huéspedes necesitan espacio para sus cosas en la recámara, el baño y la cocina

        • Revisa con regularidad si los huéspedes anteriores dejan algo en tu espacio

          • Encuentra el equilibrio adecuado para que tu espacio se siga sintiendo acogedor

            ¿Tus huéspedes de verdad necesitan tres destapadores? ¿Y qué tal todas las chucherías que hay en el tocador del baño? Si lo piensas, lo más probable es que algunas de las cosas que te resistes a quitar solo estén ocupando un espacio valioso. Aunque despejar y ordenar tu alojamiento puede ser una tarea lenta, pesada y quizá hasta emocionalmente difícil, es necesaria para que el espacio sea más cómodo para los huéspedes y más práctico para ti.

            Por eso, te ofrecemos algunos consejos muy buenos para animarte, ya sea que hospedes en una habitación privada o en un alojamiento entero.

            Deja tu espacio reluciente

            Aunque el minimalismo no vaya contigo, puede ser muy práctico cuando eres anfitrión. “En mi experiencia, entre menos cosas haya, más limpio y ordenado parece el espacio”, afirma Kath, anfitriona en Albany, Australia. Y a los huéspedes les importa mucho la limpieza: según los datos de Airbnb, esta una de las principales razones por las que dejan evaluaciones negativas. Por otro lado, despejar tu espacio también te facilitará la limpieza entre huéspedes, ya que tardas menos en desempolvar y guardar las cosas.

            Haz espacio para las cosas de los viajeros

            La mayoría de los huéspedes necesitan un lugar donde dejar su ropa, sus artículos de aseo y otros objetos personales. Así que si tu guardarropa está invadiendo la habitación de los huéspedes, seguramente es momento de deshacerse de algunas cosas. “Si no lo he usado o no me lo he puesto en un año o dos, se va”, dice Sarah, anfitriona en Sayulita, México. Si ofreces estancias largas, lo ideal sería que dejaras aún más espacio para estos huéspedes, como hace Jessica, anfitriona en Seúl, Corea del Sur. “Seguro traen libros, recuerdos, fotos de su familia y otras cosas que van a querer tener en la mesita de noche, en el escritorio o en un estante”, comenta.

            Simplifica la cocina y el baño

            Aunque estos espacios son primeramente funcionales, a menudo es aquí donde empezamos a acumular objetos innecesarios. “A mí no me gusta nada cuando parece que la cocina del alojamiento está llena de cosas que parecen sacadas de una venta de garage”, afirma Alexandra, anfitriona en Lincoln, California. Piensa qué van a necesitar los huéspedes y retira todo lo demás. Seguramente, la mayoría agradecerá que haya un destapador en la cocina, pero lo más probable es que no necesiten una rebanadora de plátanos. A cualquiera le cae bien que haya acondicionador en la regadera, pero no hace falta que sea de cuatro marcas distintas.

            Revisa las cosas que se quedan

            A veces, los viajeros dejan productos en perfecto estado que pueden servir para los siguientes (por ejemplo, bolsas de plástico, comida enlatada o condimentos). Sabemos que es muy tentador guardarlos, sobre todo si están sin abrir, pero ten en cuenta que pueden ir acumulándose y que, además, algunas personas quizá no se sientan del todo cómodas utilizándolos. Michelle, anfitriona en Chicago, solo conserva los alimentos o las bebidas que están “sellados, tal como los encontrarías en el supermercado”, como “agua embotellada, refrescos, sobres de condimentos de un solo uso, etc.”. Juntar todas las cosas del mismo tipo en un solo lugar también puede ayudarte a despejar. Por ejemplo, pon todas las bolsas de plástico en un dispensador o junta la sal de varios botes distintos en uno solo.

            Asegúrate de que los artículos básicos estén a la mano

            No solo es importante que los huéspedes tengan todo lo que necesitan, sino que lo puedan encontrar fácilmente. Kelly, anfitriona en Austin, Texas, recomienda “organizar las cosas según el espacio” y no al revés: “Si en un estante solo caben cinco toallas, no te empeñes en meter seis”. Revisa la ropa de cama y otros artículos con frecuencia y dona o tira los que no estén en buen estado. También es importante que pienses cuál es la mejor forma de presentar los objetos que ya elegiste. Chantal, anfitriona en Yvignac-la-Tour, Francia, tiene un armario específico para los huéspedes: “Todo lo que necesitan, desde botellas de agua individuales hasta papel higiénico, está ahí, ordenado en estantes y canastas”.

            Cómo ofrecer un espacio ordenado, pero acogedor

            “Todo lo que haya en la habitación debe servir para algo, nada fuera de lugar ni adornos innecesarios”, opina Kelly, anfitriona en Austin, Texas. “Pero esto no significa que el espacio no pueda tener su propia personalidad o ser un ambiente cálido y acogedor”. Por supuesto, no hay una sola manera correcta de resolverlo, ¡cada anfitrión lo hace a su manera! La clave está en encontrar el equilibrio adecuado para tu espacio, tipo de propiedad y estilo de de anfitrión. Sin embargo, ten en cuenta estas recomendaciones generales:

            • Asegúrate de que el espacio no es demasiado personal. Evita que las zonas destinadas a los huéspedes tengan fotos de familia, dibujos o manualidades hechos por tus hijos y otros artículos personales.
            • ¡Puede no ser personal, pero tener personalidad! Haz que tu espacio sea único con, por ejemplo, obras de artistas locales, un mueble de diseño o un espejo poco común.
            • Decora el espacio, ¡pero no te pases! Utiliza objetos como plantas, cojines o adornos para ayudar a que los huéspedes se sientan como en casa. La clave es hacerlo con mesura y elegir bien dónde y cómo colocarlos.
            • Inspírate en los anfitriones en Airbnb Plus y sus espacios, que destacan por tener un diseño cuidado y con personalidad propia. Explora sus anuncios o los videos prácticos que han ayudado a crear.

            Estos trucos te ayudarán a crear un espacio más ordenado y acogedor donde los huéspedes se sientan a gusto. ¡Manos a la obra!

            Lo más destacado

            • Un espacio despejado es más acogedor para los huéspedes y te facilitará la limpieza entre estancias.

              • Los huéspedes necesitan espacio para sus cosas en la recámara, el baño y la cocina

                • Revisa con regularidad si los huéspedes anteriores dejan algo en tu espacio

                  • Encuentra el equilibrio adecuado para que tu espacio se siga sintiendo acogedor

                    Airbnb
                    10 de feb. de 2020
                    ¿Te ha resultado útil?

                    Descubre más temas