Omite el contenido
Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos

    Hospédate en tu espacio

    Ser tu propio huésped puede ayudarte a encontrar áreas de oportunidad para mejorar.
    Por Airbnb el 3 de mar. de 2020
    Video de 2 min
    Actualizado el 3 de mar. de 2020

    Lo más destacado

    • Ayuda mucho que te alojes en tu espacio como si fueras un huésped

    • Ver tu alojamiento desde la perspectiva de los viajeros te permite averiguar si hay algo que debas añadir o mejorar

    • Esta estancia puede darte ideas como despejar la entrada o poner un portaequipajes en un dormitorio

    Una forma de comprobar si tu espacio está listo para los huéspedes es pasar la noche allí (o pedirle a un amigo que lo haga). Ponte en la piel del viajero e imagina que no conoces la propiedad. Pregúntate: ¿está clara la información sobre el aparcamiento? ¿Podría encontrar la entrada sin ningún problema si llego de noche? ¿Hay sitio para dejar el equipaje? También puedes quedarte a dormir y darte una ducha para comprobar si hay algún problema con la presión del agua y si la cama es cómoda. Y no te olvides de repasar el proceso de salida: si hay llaves, ¿sabes dónde tienes que dejarlas? En caso de que algo te llame la atención, lo mejor es que inviertas tiempo en mejorar tu espacio o que añadas información clara al respecto en los detalles del anuncio, la guía de la casa y las instrucciones para la llegada.

    Lo más destacado

    • Ayuda mucho que te alojes en tu espacio como si fueras un huésped

    • Ver tu alojamiento desde la perspectiva de los viajeros te permite averiguar si hay algo que debas añadir o mejorar

    • Esta estancia puede darte ideas como despejar la entrada o poner un portaequipajes en un dormitorio

    Airbnb
    3 de mar. de 2020
    ¿Te ha resultado útil?

    Descubre más temas