Omite el contenido
Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos
    Duplicar los ingresos: una historia sobre la administración de propiedades

    Duplicar los ingresos: una historia sobre la administración de propiedades

    Anunciar 130 propiedades en Airbnb ha ayudado a simplificar el proceso.
    Por Airbnb el 28 de mar. de 2019
    Lectura de 3 min
    Actualizado el 27 de oct. de 2020

    Lo más destacado

    • Phillip Island Holiday Homes en Melbourne, Australia, administra 130 alojamientos

    • En 2016, anunciaron sus alojamientos en Airbnb.

    • Sus ingresos se duplicaron en poco menos de dos años.

    • Airbnb también les ha facilitado el proceso de verificación de los huéspedes.

    Phillip Island Holiday Homes nació en 2001, cuando Bernadette Rudd, una ama de casa de Melbourne (Australia), decidió que ella podía administrar mejor las rentas de su casa de vacaciones familiar que el agente inmobiliario que tenía contratado. Una vecina, impresionada por la dedicación de Bernadette, le preguntó si también podría ocuparse de las reservaciones de su alojamiento.

    Hoy en día, la empresa tiene a su cargo 130 propiedades en esta isla espectacular y salvaje, apreciada por sus playas de aguas cristalinas, sus pingüinos azules y una inmensa colonia de lobos marinos. El marido de Bernadette, Les, y sus hijos, ya adultos, Caleb y Joel, se sumaron al negocio.

    Los Rudd están viviendo algo casi inaudito para una empresa familiar de 18 años: “Los ingresos de nuestro negocio prácticamente se han duplicado en aproximadamente dos años”, afirma Joel. Atribuye la mayor parte del crecimiento de los ingresos a dos factores: “El aumento del número de propiedades que administramos y Airbnb”.

    Ambos factores guardan una relación entre sí. Hasta hace poco, la isla Phillip, situada a tan solo un par de horas en coche de Melbourne, era sobre todo un destino para gente que hacía excursiones de un día o venía solo a pasar el fin de semana y observar la fauna salvaje o ver las carreras de motociclismo del Gran Premio de Australia en el circuito de 4.3 km de la isla. La mayor parte de los negocios de alojamientos en rentas publicaban anuncios clasificados en periódicos y revistas locales.

    Airbnb, con su capacidad para llegar a casi cualquier rincón del mundo, llegó para cambiarlo todo. “Un porcentaje cada vez mayor de personas que reservan alojamientos aquí ahora vienen del extranjero o de otro estado australiano, y lo hacen principalmente a través de Airbnb”, dice Joel.

    El sistema de evaluación recíproca de Airbnb y el proceso de verificación que completan los viajeros les ahorran tiempo a los Rudd. Así pueden concentrarse mejor en ofrecer una estancia excepcional a sus huéspedes.

    “Muchas otras plataformas cuentan con un sistema de evaluaciones que van en una sola dirección, en el que los huéspedes pueden hablar de su experiencia, pero tú no tienes la opción de comentes cómo fue tu experiencia con ellos”, continúa Joel. “Tenemos mucha confianza en que los huéspedes que reservan a través de Airbnb comportarán bien, porque saben que así nosotros vamos a decir que son unos huéspedes excelentes y que esperamos que vuelvan pronto. Y, si su comportamiento deja que desear, algo que ocurre muy rara vez, también podemos compartir esa información con otras personas”.

    La vida salvaje local abunda en la isla Phillip. Los Rudd están más que acostumbrados a que los huéspedes les pregunten desconcertados qué deben hacer cada vez que se topan con un equidna o un walabí en el jardín. Y cuentan con su cazador de serpientes de confianza por si hace falta sacar de alguna de sus propiedades a una cabeza de cobre, la única serpiente venenosa de la isla.

    Un porcentaje cada vez mayor de las personas que reservan alojamientos aquí ahora vienen del extranjero o de otro estado australiano, y lo hacen principalmentea través de Airbnb.
    Joel, Phillip Island Holiday Homes

    Sin embargo, en gran parte gracias a Airbnb, pueden atender tanto estas como prácticamente cualquier otra necesidad de sus huéspedes desde la comodidad de su oficina de Melbourne. De este modo, pueden centrarse en ampliar el negocio y ayudar a más personas a rentar sus alojamientos.

    Es por esto que las aspiraciones de los Rudd han crecido mucho desde que empezaron a anunciarse con Airbnb hace tres años, y ahora esperan conseguir que el número de propiedades que administran se multiplique por diez en la próxima década. “En realidad, no hay nada que nos impida expandirnos más allá de la isla Island”, dice Caleb. “Este crecimiento tan pronunciado ha sido posible gracias a Airbnb”.

    ¿Te interesa el hospedaje profesional en Airbnb?
    Más información

    La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

    Lo más destacado

    • Phillip Island Holiday Homes en Melbourne, Australia, administra 130 alojamientos

    • En 2016, anunciaron sus alojamientos en Airbnb.

    • Sus ingresos se duplicaron en poco menos de dos años.

    • Airbnb también les ha facilitado el proceso de verificación de los huéspedes.

    Airbnb
    28 de mar. de 2019
    ¿Te ha resultado útil?

    Descubre más temas